¿Te gustaría conocerte más?

Te cuento 6 beneficios del autoconocimiento.

A mis treinta y cinco años había una pregunta que resonaba dentro de mi cabeza una y otra vez, ¿quién soy? Esa voz interna me machacaba día tras día. Y fue así como entré de lleno en mi primera crisis existencial. En ese momento parte de mi reflexión se centraba en “Si yo no soy lo que tengo, ¿quién soy?

De manera directa o indirecta había aprendido que en la vida había que dar unos pasos concretos para obtener ciertas cosas que, supuestamente, me garantizaban la felicidad: estudios universitarios, trabajo fijo -preferiblemente en la administración pública-, pareja para toda la vida, casa, coche, etc.

Vivimos en una sociedad que nos lleva de la manita a consumir y a crear nuestra identidad en función de lo que adquirimos y de lo que tenemos. Por eso, cuando llega el momento en que necesitas otro tipo de opciones y otras respuestas, cuando tomas conciencia de que por ahí no es, llega la crisis.

A menudo, esto va evolucionando y el malestar crece hasta el punto de enfermarte (que fue lo que me pasó a mi), entonces empieza el camino de búsqueda, el camino del autoconocimiento.

¿Por qué hacer ese viaje de autoconocimiento? Estos son algunos de los beneficios.

Porque te aporta felicidad y plenitud.

Porque el viaje te atrapa y se convierte en una filosofía de vida.

Porque te aporta mucho bienestar emocional.

Porque te permite hacer cambios vitales de manera consciente.

Porque te empodera.

Porque te conecta con la libertad y el deseo de volar.

Porque lo que creas está alineado con lo que de verdad eres.

¿Qué aporta a tu vida? Te cuento más beneficios.

1. Crecimiento personal que te permitirá saber quién eres y qué quieres. La posibilidad de analizar tu trayectoria vital, tomando conciencia de tus fortalezas y abordando tus áreas de mejora para seguir evolucionando personal y profesionalmente.

2. Bienestar emocional que conseguirás aprendiendo a entender, gestionar y darle un lugar a tus emociones. Porque todas tienen una intención positiva, por eso es importante que descubras qué necesidad hay detrás de cada una de ellas y cómo puedes darles el lugar que merecen en tu vida.

3. Aumentará tu autoestima porque cuando profundizas en el autodescubrimiento y autoconocimiento descubres partes maravillosas de ti que antes no habías explorado y que, por lo tanto, no reconocías. Aprendes a descubrir tu sombra y, sobre todo, a poner en valor toda tu luz enamorándote de ti.

4. Seguridad y confianza que te ayudarán a: encontrar tu propósito de vida y hacerlo en conexón con tu auténtica esencia; a descubrir tus talentos para que puedas seguir caminando hacia tus sueños.

5. Tomar decisiones porque el autoconocimiento te aporta determinación y foco. La procrastinación se diluye y esto hace te pongas objetivos realistas y alcanzables que te alejan de la frustración de no conseguir lo que deseas.

6. Adquieres recursos para ver retos donde normalmente veías dificultades.